El Estilo fotográfico siendo tú mismo y haciendo lo que tú quieres

Todo fotógrafo suspiramos por tener un estilo propio, que nuestro trabajo sea fácilmente identificable del resto, pero a veces solemos enfocarnos en la tecnología de la cámara y en la técnica fotográfica. Si bien es cierto que son elementos fundamentales como conocer nuestro equipo, adquirir experiencia y fortalecer nuestra técnica, no debemos olvidarnos que para progresar y crecer necesitamos desarrollar un estilo propio.
El Estilo es fácil definirlo y entenderlo pero más difícil es alcanzar que una imagen se logre identificar con nosotros, es cuestión de personalidad : “El estilo fotográfico es la extensión de nuestra personalidad”

“Según vas envejeciendo, te vas dando cuenta de que debes ser tu mismo. No debes buscar un estilo sino hacer lo que tú quieres”
Beth Van Hoesen

El estilo de cada fotógrafo nace de la personalidad misma, no hace falta buscarlo, esta en cada manera personal de sentir los acontecimientos y las cosas. El problema real es como lograr expresarlo de la mejor manera posible.

Si tenemos claro el mensaje, será más fácil que el espectador lo comprenda y al ver nuestro trabajo nos identifique claramente. Hay que intentar dejar atrás la etapa del conocimiento técnico para hacer fotos casi sin pensar en la cámara.

No es fácil, pero estas sugerencias pueden ayudar:

  • Saber que es lo que queremos fotografiar.
  • Encontrar el género en el que mejor nos desenvolvemos y potenciarlo.
  • No imites, sé tu mismo. Conocer lo que otros hacen es beneficioso pero no simplemente copiar lo que ellos hacen.
  • Constancia, perseverancia y sobre todo mucha paciencia

La fotografía es un lenguaje propio de como mostrar lo que vemos a través del visor. Es por ello que se busca desarrollar trabajos personales que sean identificables. La fotografía ha sido para mí, un placer solitario y único, subjetivo y a veces hasta enredado como nuestra personalidad misma.